MAESTRO ARNAU SARRÀ SOLER
   
  Maestro Arnau Sarrą Soler
  La Importancia de desarrollar la Inteligencia Emocional y Espiritual
 

La Importancia de desarrollar la Inteligencia Emocional y Espiritual




Cuantas veces en la vida, te habrás dado cuenta de personas que conocías del colegio o en la universidad en que estudiaste, que considerabas brillantes, han logrado un éxito limitado, o sus vidas hoy son un desastre, porque han sido despedidos de sus trabajos en forma reiterativa, tienen conflictos laborales, malas relaciones con sus jefes o subalternos, problemas para trabajar en equipo, inestabilidad en sus relaciones personales, o les va bien en lo económico y mal en lo emocional, o simplemente se encuentran perdidos en la vida y llenos de insatisfacciones, lo cual te ha causado gran extrañeza ya que estas personas poseían un alto coeficiente intelectual.

La razón de ello es que estas personas tenían un alto coeficiente de Inteligencia Racional, pero les faltaba desarrollar la Inteligencia Emocional y Espiritual para lograr el �Éxito en la Vida�, cabe destacar que es muy importante definir que entendemos por éxito, quedando de manifiesto que lo  más IMPORTANTE es aprender a saber vivir,  ser inteligente en el tipo y calidad de vida que se tiene.

La experiencia y los numerosos estudios que existen demuestran que la inteligencia racional no es suficiente. Se requiere, de la inteligencia emocional para salir adelante y estar equilibrado en la vida.

Siendo la inteligencia emocional la capacidad de entender, de tomar conciencia, de manejar sus emociones y las de terceras personas, de tener empatía, tolerancia,aceptación en definitiva conocerse, tener seguridad en sí mismo y así tener el control de su vida.

Muchas personas hoy viven para trabajar y no al revés, volviéndose trabajólicos, lo que da como resultado un gran vacío interior  y que a sus vidas le falta sentido, el sentido de porqué están vivos, mientras más cosas materiales logran, más vacío interior sienten.

Han proliferado los mall´s, las personas para llenar esos vacios, se compran cosas esperando que ellas les llenen y satisfagan, lo cual nunca ocurre o dura muy poco, entonces se cae en la trampa del consumismo y así y todo no se sienten felices.

La mayoría de las personas no entienden lo que le pasa, porque saben que en general tienen todo para sentirse bien: un extraordinario éxito profesional y material.

Aparentemente, tienen inteligencia racional y emocional pero, quizá, le falte inteligencia espiritual para encontrar una mayor felicidad y sentido a la vida.

La Inteligencia Espiritual empieza a tomar cada vez más sentido especialmente en los negocios. Incluso prestigiosas universidades americanas ofrecen cursos de pregrado y postgrado de liderazgo y espiritualidad y de inteligencia espiritual.

La inteligencia espiritual es complementaria a la inteligencia emocional, llevando al ser humano a un plano más profundo.

Se requiere ser cada vez más conscientes de sus emociones, así como de su espíritu. No sólo bastará aprender a manejar sus emociones, sino que también aprender a desarrollar su espíritu en su actividad diaria, no transando los valores humanos, por una excesiva y mal entendida competitividad.

El ser humano en la sociedad actual hay perdido la noción y la importancia de que todos SOMOS una parte de un TODO, bastará que dañemos una parte para que se vea afectado el Todo.

Basta recordar, como eran cuando niños, que pasó con tu inocencia, tu frescura, tu flexibilidad, tu confianza en Dios,  sin temores, sin miedo a hacer el ridículo, expresando tus afectos, ¿que te pasó?, ¿que te hizo cambiar tanto? y olvidar lo hermoso de tu corazón, la simpleza de la vida en los pequeños detalles, y te has ido transformando perdiendo la esperanza de vivir en un mundo especial.

Justamente, lo que se perdió, fue que perdiste la conciencia de ti mismo, del universo como un todo, dejaste de escucharte, de vivir, tus sueños, de expresar tus afectos, en definitiva dejaste de lado la Inteligencia Emocional y Espiritual, que te permiten entender que eres mucho más que un cuerpo, una mente y sus emociones, sino que somos seres espirituales viviendo experiencias humanas.

Las personas que desarrollan su Inteligencia Emocional y Espiritual, recargan permanentemente sus espíritus, practicando una disciplina de autoconocimiento, autoayuda y conexión superior, permitiéndoles mantenerse centrado frente a las diversos escenarios de aprendizaje que ofrece la vida.

La Inteligencia Espiritual, implica tener conciencia del prójimo y de mantener sano su espíritu en cada instante y en todas las actividades que desarrolla el ser humano a diario.

El ser humano en la sociedad actual se ha transformado en un energúmeno, en pro de una competencia desproporcionada y poco sana, olvidando conceptos básicos del desarrollo del espíritu tales como  la compasión, armonía, tolerancia, aceptación, amor, felicidad y paz.

Aferrándose a cosas que cuando muera no podrá llevar a ninguna parte, habiendo perdido la oportunidad de aprender lo realmente valioso de la experiencia de estar vivos aquí y ahora.

Por lo tanto es de real importancia, que como SER HUMANO, con mayúsculas, aprendas a desarrollar tu Inteligencia Emocional y Espiritual, entendiendo que eres parte de un TODO y que si dañas a otros, te estás dañando tu mismo, ya que estarás practicando la ley de la atracción, la ley de acción y reacción o ley del karma.

 En el plano espiritual Todo  está conectado con Todo. El ser humano quiere cambiar el mundo y vivir en un mundo mejor, la forma de hacerlo es justamente desarrollando las Inteligencias Emocional y Espiritual, ya que con ello se  acabarían los conflictos laborales, interpersonales, la competencia interna, las malas relaciones personales y familiares, entendiendo que cada ser humano en su trabajo cumple un rol de servicio a la humanidad y que obviamente es remunerado porque necesita satisfacer sus necesidades de vida

El mundo será otro, ya que se acabará la pobreza extrema, las guerras y viviremos en paz y armonía.

El Zen*dero para buscar y desarrollar las inteligencias emocional y espiritual, no se vende en los mall´s o shopping, requiere de dedicación, de práctica que en la medida que se avanza y que por cierto no es tan fácil, debido a que debemos desaprender muchos pre conceptos adquiridos, esta práctica es de un gran descubrimiento, lleno de emociones, satisfacciones de crecimiento y logros, que requiere mucha perseverancia, pero que sin lugar a dudas es el ZEN*DERO para alcanzar la felicidad, la armonía y el equilibrio en tu vida y con ello contribuirás a que tu mundo y el mundo que te rodea sea mejor de cómo lo encontraste.

Y ahora que lo sabes y has tomado conciencia, ¿Que vas a hacer con tu Vida?

 

Bendito(a) seas por la Eternidad, un Gran Abrazo en la Lux 




Arnau Sarrà Soler

Rooshi Tao Zen

Rabbi Binah

Guru Ji

 

 

 
  Hoy habia 3 visitantes¡Aqui en esta página! © Copyright Protected - All rights reserved, Todos los derechos de esta página, parcial o total pertenecen al Maestre Arnau Sarrà Soler, Agosto 27, 2007 Puede ser distribuido y compartido, en forma integra, con reconocimiento del autor y de los derechos del mismo. Para mayor información contactar: arnausarra@gmail.com 56-09-98217878  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright Protected - All rights reserved, Todos los derechos de esta página, parcial o total pertenecen al Maestre Arnau Sarrà Soler, Agosto 27, 2007