MAESTRO ARNAU SARRÀ SOLER
   
  Maestro Arnau SarrÓ Soler
  Dragón Aldado
 

DRAGON ALADO

 
Amados Todos
 
Hace un tiempo una Hermanita muy querida, me prestó y me recomendó leer un libro, muy cortito que se llama "La energía sexual o el Dragón alado" de Omraam Mikhaël Aïvanhov, lo he ido mirando lentamente y me pregunataba para que leerlo o porqué?
 
Hace un par de días me he percatado que el autor tiene una gracia estupenda, explica cosas muy complicadas de la filosofía zen y de como vivir las cosas y la vida, con extraordinaria sencillez, tocando temas, sólo mostrando la escencia, y así cada cual puede sacar sus propias enseñanzas, o ahondarlas tanto como quiera.
 
Y me ha llegado en el día de ayer el transmitir esto, lo más claro posible, porque pudiera servirnos a todos, el enfoque que he visto, y que obviamente les recomiendo leer el libro para aquellos que puedan, yo intenteré hacer un boceto de una parte que me parece importante:
 
 
Todos hemos leido las historias populares del castillo, la princesa presa en él, el dragón que devora a aquellos que intentan rescatarla hasta que un día llega un principe más noble, más bueno y más puro, que con los consejos de un mago logar conseguir la victoria y libera a la princesa y entonces que dulces besos se dan!!!.
 
Todos los tesoros acumulados durante sigloes en el castillo, ahora pertenecen a este caballero, el cual ha salido victorioso gracias a sus conocimientos y su pureza, luego ambos se suben al dragón que conduce el príncipe y recorren el mundo volando por el espacio.
 
Este cuento que pareciera para niños, la verdad es que es un cuento inicíatico, si los símbolos son bien interpretados, entonces, el dragón es la energía sexual, el castillo el cuepro del hombre, dentro del castillo la princesa es decir, el alma, que la energía sexual incontrolada retiene prisionera. El caballero es el ego, el espítiru del hombre, las armas para vencer al dragón son las armas del espíritu, la voluntad y la ciencia para dominar y utilizar esta fuerza, por lo que una vez dominado se convierte en un servidor del hombre, que lo usa para viajar por el espacio, y aunque tiene cola de serpiente simbolo de las fuerzas subterráneas también tiene alas, estamos claros hasta ahí verdad.
 
En todas las tradiciones judías, cristianas, etc, el Dragón es reperesentado por el Diablo, que huele a azufre, todos los productos inflamables, como la gasolina, pólvora son en la naturaleza el dragón que escupe fuego, entonces el dragón que existe en el hombre es comparable a un combustible, pudiendo este servirse de él, siempre que sepa como utilizarlo ascenderá a las alturas si no será quemado y reducido a cenizas.
 
Ya en lo que vamos, cada uno podrá ir sacando sus propias conclusiones, y ya ven que nos sirve a todos.......
 
Ahora comentaré ciertas aluciones que me parecen muy interesantes:
 
¿Cual es la diferencia entre el amor y la sexualidad y cómo podemos utilizar la sexualidad en la vida espiritual?
 
Lo importante aquí es que elevemos nuestro punto de vista. Ya que si lo miramos desde lo cotidiano veremos que hay que comer, ganar dinero, disfrutar los placeres..., pero si lo vemos más divino veremos las cosas de dsitinta manera.
 
Al parecer resulta difícil separar la sexualidad del amor, ya que todo viene de Dios, y tod se manifiesta a través del hombre como energía, por ende energía divina, lo que varía es dependiendo del conductor que tranmita esa energía, por ejemplo la electricidad, que no sabemos su naturaleza, pero a través de una lámpara se convierte ne luz, si pasa por un radiador en calor, etc, por lo tanto esta fuerza cósmica adoptará uno u otro aspecto dependiendo del órgano del hombre a través del cual se manifieste, si lo hace por el cerebro tendremos raciocinio, por el plexo solar, habrá sensaciones y sentimientos, musculos, movimiento, y por los órganos sexuales tendremos atracción por el otro sexo. lo que si está claro que es siempre la misma energía.
 
la energía sexual entonces viene de muy alto, y al pasar por los órganos genitales, produce sensaciones, excitación, deseo de acercamiento, y puede darse perfectamente que no haya amor en esas manifestaciones. Está el ejemplo de los animales que se aparean en cieretos períodos del año, y muchas veces luego de acoplarse se destrozan, estando claro que eso no es amor.
 
El amor no es pura sexualidad, y comienza cuando esta energía pulsa al mismo tiempo otros centros del hombre; corazón, cerebro, alma y espíritu, llegando a ese punto de atracción, este deseo de unirnos con alguien se clarifica, se ilumina mediante pensamientos y sentimientos, mediante un gusto estético, ya no buscamos una satisfacción egoísta en la que no contamos con la pareja.
 
El amor es sexualidad si así lo queremos llamar, pero es expandida, iluminada, transformada, posee grados y manifestaciones muy complejas, por ejemplo puede un hombre amar a una joven y bella mujer, pero sin sentirse atraído físicamente por ella, el quiere por encima de todo verla felíz, con buena salud, etc. Entonces, como puede ocurrir eso, bueno eso no es únicamente sexualidad sino amor, y por lo tanto un grado superior, pero hay a pesar de todo un poco de sexualidad, porque podemos preguntar porqué este hombre no se ha unido a otra mujer, vieja y fea o a otro hombre, entonces descubrimos indicios de sexualidad.
 
La sexualidad y el amor, son cosa de grados, donde no sólo nos quedamos con sensaciones groseras físicas, sino que se sienten los grados superiores de esta fuerza cósmica que nos invade, y nos comunicamos celestialmente.
 
Ahoar cuanta gente una vez saciado el deseo se separa o incluso se pelea, y se ha transformado en sólo una descarga de tensión, y si al cabo de un tiempo ésta energía se acumula volvemos sonrientes y tiernos con el único fin de satisfacer nuestra animalidad. ¿Que amor hay ahí?.
 
Si esta energía se enfriara el mundo y la humandidad ya se habrían a acabado, porque allí está la vida, y es la naturaleza del hombre la que impulsa a las criaturas a unirse físicamente, pero el amor es otra cosa.
 
Diremos entonces, que la sexualidad es una tendencia egocéntrica a buscar placer, pudiendo ser muy cruel, porque no piensa en el otro sino en satisfacerse.
 
Mientras que el amor, el verdadero amor, piensa en primer lugar en la felicidad del otro, sacrificando tiempo, energía, dinero, etc, para permitirle expansionarse y desarrollar todas sus posibilidades, y la espiritualidad comienza cuando el amor domina la sexualidad, cuando somos capaces de arrancar algo de sí mismo para el bien del otro.
 
Cuando un hombre se lanza sobre una joven ¿piensa en el daño que puede hacerle? o vice versa.
 
Mientras el ser humano, no controle y domine sus manifestaciones, ellas no serán divinas y si lo son. La sexualidad es muy positiva, trabaja en la propagación de la especie, pero si solo la orientamos hacia el placer la desperdiciamos.
 
Las manifestaciones externas del amor y la sexualidad, son iguales, mismos gestos, mismos abrazos, mismos besos, la diferencia radica en la dirección de las energías.
 
Cuando el impulso es solo sensual, no nos preocupamos de la otra persona, mientras que si la amáis, pensáis, sobre todo, en hacerla felíz. El amor y la sexualidad, en el plano físico no se diferencian mucho, solamente se diferencian en el plano invisible, psíquico, espiritual.
 
Cuando se trata de sexualidad puramente física, biológica, egoísta, se producen en los planos sutiles todo tipo de erupciones volcánicas que se manifiestan bajo formas groseras, emanaciones densas de colores deslucidos, inarmónicos, predominando el rojo, todas esas emanaciones caen a Tierra donde hay criaturas que esperan para alimentarse de ellas, de estas energías vitales. Es por ello que los enamorados dan festines al mundo invisible.
 
Aunque su unión quede en secreto, reciben visitas del mundo invisible, larvas elementales que vienen a deleitarse a sus expensas y a absorberlo todo, porque en esas efusiones había muy pocos elementos para el alma, para el espíritu, para el lado divino.
 
Es por ello que la raíz de todas las desgracias de la humanidad se deben al amor inferior de hombres y mujeres, produciendo guerras, epidemias, etc.
 
La espiritualización del amor es la condición básica para la venida del reino de Dios, por lo tanto aquellos que tienen un alto ideal del amor, que sepan que pueden servir al Reino de Dios, con esta fuerza que es la energía sexual, así pues que se amen, que se besen, pero con la idea de consagrar este amor a la realización de algo divino. En ese momento producirán emanaciones de tal belleza, que lo ángeles maravillados vendrán a aportarles sus regalos.
 
Si introducimos en nuestro amor la vida eterna, la inmortalidad, la pureza, la luz y aquél a quién amemos crece, avanza y se expande gracias a nosotros, entonces es verdadero amor, porque el verdadero amor lo mejora todo. Pro si amamos a alguien y éste se va manguando, debemos preguntarnos si estamos empujando ese ser al abismo, antes era magnífico y ahora está en la ruina, será mejor reparar nuestro error.
 
El amor no debe nunca devorar y arruinar a los seres, y esta naturaleza humana que se ha convertido en algo difícil de dominar, también puede volverla sensata y ennoblecerla.
 
Existe otro grado de esta realidad y hay ciertos seres que han llegado a entender esta realidad y por nada del mundo volverían atrás.
 
Cuantas más tendencias inferiores tengamos, mas obligados estaremos a satsifacerlas. Pero eso no debe impedir, creer que es posible mejorar, y cuando consigamos desarrollar otras tendencias sublimes, divinas, nadaremos en el Amor Cósmico.
 
Cuantos religiosos, monjes, hicieron votos de castidad sin saber lo que hacían, porque eran muy jovenes, no se conocían, ni conocían la naturaleza humana, y cuando las pasiones despertaron se ahogaron, que tragedia., por ello es mejor casarse, tener hijos, que atormentarse al interior de los conventos cometiendo adulterio en la imaginación con todos los demás. No por el juicio, sino por el tormento que eso significa y la denigración de ese ser.
 
Es preferible vivir en pareja, que atormentándose, viviendo una vida caótica, desordenada y llena de deseos insatisfechos, por eso muchos seres adultos bucan que la sociedad les autorice a relacionarse sin prejuicios y cuando encuentran un sector de la sociedad que les autoriza, habitualmente se desbocan, como un exceso, tarde o temprano todo volverá al comienzo y se dará cuenta que tampoco es por el lado del libertinaje, y de liberarse de los prejuicios, sino que en forma natural vivir plenamente la divinidad del ser humano amándose en armonía con la divinidad de ese ser.
 
Aquellos que saben utilizar esta energía sexual son los más ricos y privilegiados, porque esta energía es una bendición. Muchos han sentido este ardor y se han condenado y no han comprendido nada, desgraciadamente.
 
La energía sexual es un don de Dios, sólo hay que saber utilizarla, así como el carbón y el petróleo, si la sabemos utilizar nos hará millonarios, sino nos quemará.
 
Esta fuerza debe utilizarse para iluminar, calentar y hacer funcionar todo dentro de sí mismo.
 
Como encauzar esta energía?, cuando hayan imágenes, en lugar de rehuirlas y de desconsolarse, debemos mirar tranquilamente, y descubramos la divinidad de la creación en el ser humano, maravillándonos con la perfección de ester ser , sabiendo que Dios (Tao), todo lo hizo bien, algunos piensan, que Él se equivocó, ja,ja,ja
 
Es por ello que mientras más juicios, pre conceptos, más diabólicas e infernales veamos las cosas más la incitamos a verlas y probarlas, perdiendo la pureza del ser, aumentando el placer de algo prohibido y no natural, entonces denigramos el sexo y eso nunca ha sido la solución del problema, muy por el contrario.
 
El problema es la valorarción mutua de hombres y mujeres entre sí, si el hombre piensa en una mujer sólo como una hembra y objeto de placer, ya determina su comportamiento y se verá obligado a liberar todas sus tendencias pasionales, en cambio si la considera como una divinidad, sus sentimientos y su comportamiento se transformarán.
 
Pensamos que podemos cambiar la forma de amar sin cambiar la forma de considerar al que , o a la que amamos.... No, es imposible. Pero al cambiar nuestra forma de considerar a un ser y actuaremos sobre nosotros mismos, sobre nuestros sentimientos, sobre nuestras tendencias, y sobre la manifestación de nuestro amor.
 
Si consideráramos a toda mujer como divinidad, como un aspecto de la Madre Divina, entonces, si supiéramos que felicidad, que gozo se siente al pensar que hay mujeres en la tierra, es increible, pensar que esta lleno el mundo de seres luminosos, divinos, capáz de crear vida. Por ellos los hombres debemos cambiar nuestra opinión de las mujeres, sino no evolucionaremos, y las mujeres igual.
 
Para las mujeres, también el hombre debe ser una divinidad, no olvidando el yin y el yang en todo, el ser humano posee una naturaleza inferior y otra divina o individualidad.
 
Tanto hombres como mujeres sabemos como conquistar al otro, haciendo cumplidos, halagandole, con bellas palabras, tocándo su individualidad.
 
Cuando se trata de despertar en la persona que es objeto de nuestro amor, todas las facultades sublimes, ideales, luminosas y perfectas, y de alimentarlas, aunque sólo sea una sonrisa, una mirada no sabemos como hacerlo, y sin embargo siendo muy listos para despertar todo aquello que nos permita saciar nuestras necesidades inferiores, por eso seguimos expresándonos de nmanera tan animal.
 
Podemos alimentarnos de una naturaleza superior en los seres que amamos. Supongamos que ambas personas conocen la naturaleza humana y conocen la divinidad del otro, cuando cada uno de los amados se abrace podrá decir: ¡Oh Padre Celestial! y el al abrazarle se dirije a través de ella a la ¡Madre Divina!, sus energías se dirigirán hacia el Cielo.
 
Uniéndose, ambos al Padre Celestial y a la Madre Divina, es como extaeremos fuerzas de esas reservas inextinguibles, extraeremos un amor puro, incorruptible, y nos sentiremos llenos, iluminados, reforzados, rejuvenecidos, felices.
 
Es necesario saber crear y mantener contínuamente la unión con el amor divino. Todo lo que hagamos podemos purificarlo, consagrarlo y santificarlo para servir a una idea grandiosa: el Reino de Dios y su Justicia.
 
Aquél que da rienda suelta a sus tendencias personales y egoístas, pierde el control de su sexualidad, es como si los órganos funcionasen independiente de él, sin poder detenerles y frenarles, mientras que en el amor espiritual, nuestra alma, nuestro espíritu, nuestra divinidad es la que domina la que se alimenta, pudiendo bastar a veces con miradas, con una presencia, con un perfume, sintiéndonos felices, expandidos, que somos nosotros mismos, y que nuestra naturaleza superior es la que ha comido, bebido y respirado a través de nosotros.
 
"EL AMOR ES EL MISTERIO MAS GRANDE QUE EXISTE, MIENTRAS NO LO COMPRENDAMOS NOS SENTIREMOS INFELICES Y DESGRACIADOS"
 
Queridos Hermanos, creo que me he extendido un poquito, ja,ja,ja, perdonenme por tremenda lata, ojalá tengan la paciencia de leerlo, ya que se los comparto con todo el amor del mundo, y ojalá descubramos esa manera de amar que nos comunica con nuestra divinidad encontrando lo maravilloso de todos los seres humanos y de los seres que amamos, para amar con libertad sin prejuicios y con la naturalidad de Dios. Porque amándonos de esta manera estamos cocreando en el universo.
 
Estoy contento porque hoy hemos tocado un tema que nos atinge a todos los seres humanos y va en directa relación con nuestra evolución y nuestra espiritualidad, sé que muchos, no estarán de acuerdo, y que tendrán otros puntos de vista, los cuales respeto mucho, así es que por lo que a mi me toca, les saluda Don Juan.
 
Gracias a esa Hermanita, que me prestó el libro, pues ha sido un tremendo aporte, para mi y esta lista de herman@s.
 
Saludo a vuestras amadas presencias divinas
 
Un abrazo, a todos con el amor infinito de YHVH, para que nos guie e ilumine,
Arnau Sarrà
Rabi Binah
Guru Ji
SEPTIEMBRE 9, 2002
 
 
  Hoy habia 3 visitantes¡Aqui en esta página! © Copyright Protected - All rights reserved, Todos los derechos de esta página, parcial o total pertenecen al Maestre Arnau Sarrà Soler, Agosto 27, 2007 Puede ser distribuido y compartido, en forma integra, con reconocimiento del autor y de los derechos del mismo. Para mayor información contactar: arnausarra@gmail.com 56-09-98217878  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
© Copyright Protected - All rights reserved, Todos los derechos de esta página, parcial o total pertenecen al Maestre Arnau Sarrà Soler, Agosto 27, 2007